Balones Verdeamarelhos




La premiación de Kaká con el Balón de Oro confirma una tendencia que se empezó a gestar hace 11 años.
Matthias Sammer conquistaba la Champions League con el Borussia Dortmund y la Eurocopa con Alemania, además de ser parte del equipo ideal del torneo. Semejante temporada pareciera suficiente para que el alemán gane cómodamente el Balón de oro de ese año. Pues no. Superó por solo un voto al segundo: 144 a 143.
¿Quien pudo disputarle mano a mano el premio al alemán? Solo un hombre: Luis Nazário de Lima. Mas conocido como Ronaldo.



Había llegado al PSV de holanda en la temporada 94-95. En 1996 gano la "Copa de los Países Bajos" y fue el máximo goleador de la liga holandesa. En el verano europeo del 96 pasa al Barcelona con quien consigue nada mas llegar, la Supercopa de España. Por eso la FIFA lo eligió como el mejor del mundo. Pero para la revista francesa, Sammer era mejor. Se conformo con el Balón de Plata.

La temporada 96-97 fue lo mejor que se ha visto de Ronaldo. 34 goles en 37 partidos. En 1997 gana con el Barça la Copa del Rey, la Recopa de Europa (gol en la final) y la Supercopa de España. Y con Brasil la Copa América y Copa de las Confederaciones. Estos logros hacen que los periodistas de todo el mundo no duden en darle en 1997 el galardón esperado. Con 222 puntos fue el lider de la votación, muy por delante de Mijatovic (68 votos) y Zidane (63).

En 1998 ya se encontraba en Italia. Gana la copa UEFA con el Inter y hace sus primeros 4 goles en un mundial, perdiendo la final. La FIFA lo considera el mejor del mundo. Sin embargo el Balón de Oro se lo lleva su verdugo mundialista: Zidane. De todas formas, se queda con el Balón de Bronce. Estaba dejandole el sitio a un compatriota: Vitor Borba Ferreira. O Rivaldo.



Llegado de Brasil en la temporada 96-97, solo tardó una en ser jugador del Barcelona. Y no demoro nada en ganar títulos. Las ligas 97-98 y 98-99 empezaban a cotizarlo. La Copa América 1999 fue el boche de oro: Campeón, mejor jugador y goleador del certamen. Nadie tenía dudas sobre quien sería el nuevo Rey para la revista Francesa. Los periodistas le daban 219 puntos y se quedaba con el trofeo.

Hay que esperar 3 años para ver a otro brasileño en el podio. Y ese año sería el del "penta". Ecuador había quedado por delante de los cariocas en las eliminatorias hacia la copa del mundo. Pero eso no detuvo a "O Fenómeno". Volvía de una gran lesión. Solo había convertido 7 goles en la liga italiana en la temporada 2001-2002. No obstante, los 8 goles en el mundial (2 en la final) torcieron la voluntad de los electores quienes lo consagraron por segunda vez como Balón de Oro.
Pero Corea-Japón 2002 dio otro premio para un brasilero: Roberto Carlos recibía el Balón de Plata en su única aparicion en el podio de la revista. En ese año ganó la Champions, la Intercontinental y la Supercopa de Europa.

Dos años después, en 2004, otros dos brasileños se suben al podio del balón: Deco y Ronaldinho.





Anderson Luis de Souza nació en el estado de San Pablo. En 2004 ganó la triple corona: Liga y Copa de Portugal mas la Champions League y anotando un gol en la final. Nacionalizado portugués, guio a los lusos al subcapeonato de la Eurocopa, siendo elegido el mejor jugador. Es inentendible que le hayan dado ese año el premio a Schevchenko. El Balón de Plata fue el premio consuelo.

Con 6 puntos menos, llegaba la magia: Ronaldo de Assis Moreira. Fue un año espectacular para el Barça en donde desde muy atrás casi consigue la liga en el primer semestre de ese año. En el segundo semestre, todo se encaminaba al comienzo del bienio de oro culé. Sin ganar nada, pero mostrándolo todo, "Dinho" se quedó con el Balón de Bronce. Y para la FIFA, fue el mejor del mundo.
En 2005 ya no hubo dudas. Cosas que nadie había visto se vieron en Camp Nou. Ganó una Liga, la Supercopa de España y la Champions estaba encaminada. Ronaldinho se quedaba con el premio mayor.



Finalmente, lo dicho. Ricardo Izecson Dos Santos Leite "Kaká" se coronó este año.

Haciendo un resumen, podemos ver la presencia marcada de futbolistas brasileños en el podio de la revista France Football.

2007 - Oro: Kaká

2005 - Oro: Ronaldinho

2004 - Plata: Deco. Bronce: Ronaldinho.

2002 - Oro: Ronaldo. Plata: Roberto Carlos.

1999 - Oro: Rivaldo.

1998 - Bronce: Ronaldo.

1997 - Oro: Ronaldo.

1996 - Plata: Ronaldo.

En 12 años, 36 jugadores formaron parte del podio. 9 fueron brasileros. 1 de cada 4. Es mucho. Casi es un tercio, es decir, todos los años alguien nacido en Brasil entre los 3 mejores. En esos 12 años, la selección brasileña de fútbol ha conquistado 4 Copa America (97, 99, 2004 y 2007), 2 Mundiales (1998 y 2002) y 2 Copa de las Confederaciones (1997 y 2005).
Además, los verdeamarelhos han participado de todos los mundiales y han ganado mas que nadie. Y hasta Alemania 2006 venían de 3 finales consecutivas: 1994, 1998 y 2002. Una aplanadora.

Creo que a esta altura nadie duda de que si bien el fútbol nació en el Reino Unido, ningún país le ha dado tanto al balonpié como el Brasil.

Y eso que no dijimos nada de Pelé...

8 comentarios:

Esferico Balon dijo...

Muy bueno el blog. Gran informe sobr el balon de oro. Ya te agrego a mi links, un abrazo

La quinta del Buitre dijo...

Buen post amigo, estoy muy de acerdo con él.

Los brasileños, calidad aparte, se han eurpeizado mucho.


Un abrazo.

Alba dijo...

Lo que no se entendió fue el premia a Cannavaro el año pasado. Como mínimo este año, podrá no gustarte como futbolista, pero el premio coherencia tiene.
Saludos

Cristian González dijo...

Para mi el balón de oro se lo tenía que llevar Lionel Messi... jaja...

Un abrazo!

SerranoMaister dijo...

Es triste ver el desprestigio que está sufriendo este preciado premio. Lo que ha sido y lo que es.
Un saludo.

Círculo Sports dijo...

Gracias por pasar. El tema de los brasileros es que ellos, nunca van a perder su habilidad ni sus genes, por más táctica o esquema que haya. Esa es la diferencia con el argentino por ejemplo, que van con el estrellato desde su país, y cuando llegan a Europa, son nadie, tienen que empezar de nuevo, y muchos fracasan. En cambio, los brasileros van y se afirman porque su rendimiento siempre es igual.



Abrazoooo


Ya te agrego a mis links

RUBÉN dijo...

Bueno, nadie puede negar que los brasileños son parte necesaria del fútbol, pero también se les tiene ya por buenos sólo por el hecho de su nacionalidad. Por ser brasileño, automáticamente ya tiene que ser bueno, y en muchos casos no es así.

Yo el balón de oro de este año no se lo habría dado a Kaka', sino a Van Nistelrooy.

Buen artículo, un abrazo!

Pavlo dijo...

@ La Quinta del Buitre: ¿Que quieres decir con que los brasileños se europizan mucho?

@ Alba: Fue raro lo de Fabio. Aunque hay que reconocer que jugo un gran mundial y lo gano. Que no es poco.

@ Cristian González: Me encantaría que Messi se lleve muchos Balones de Oro. Pero este no era para él. No ganó nada y no se puede premiar solo por regates. Si eso no se transforma en títulos, es difícil. En cambio Kaká hizo 10 goles en la Champions, una asistencia en la final y ganó el torneo.

@ Serranomaister: ¿Por qué dices que va perdiendo prestigio? Salvo la elección de Cannavaro el año pasado, las demás han sido a verdaderos íconos del futbol actual.

@ Círculo Sports: Excelente visión de las cosas.

@ Rubén: ¿Van Nistelrooy? ¿Solo por ser Pichichi y ganar la liga?


Gracias a todos por enriquecer este blog con sus opiniones.